emergenciaEmergencia

nueva appspotify link

¡A reciclar!

La vuelta a clases es un buen momento para hablarle a nuestros hijos sobre la importancia del reciclaje y generarles el hábito de reutilizar sus útiles.

Hay materiales que ya no se usan y que pueden tener un nuevo uso, ¿por qué no entonces hacer manualidades y así crear un momento de diversión con los más chicos de la casa?

Te compartimos algunas manualidades para hacer y así mantener a tus hijos inspirados en esta vuelta a clases.

Porta lápices: hay mil maneras de crear lapiceros divertidos. Una de ellas es usar algún frasco sin uso o alguna lata. Usar tu pegamento de preferencia y pegar los lápices que estén en desuso alrededor. También podés pegarle tela, botones, decorar con brillantina y así vas a tener un porta lápices nuevo para tus lápices.

Portarretratos: siempre es buena idea regalarle fotos a nuestros seres queridos. ¿Y qué mejor que hacer un portarretratos colorido para poner la foto? Para hacerlo tenés que cortar un pedazo de cartón o cartulina con la forma que quieras y en el centro pegar la foto elegida. En los costados de la foto le vas pegando los materiales que ya no usás. Pueden ser lápices rodeando tu foto, formas en cartulina, telas, pedazos de lana y decorarlo como más te guste.

También puede ser el caso que algunos útiles que hayan quedado del ciclo escolar pasado aún pueden resistir un nuevo año. Chequeemoslos e intentemos darle un poco más de vida y uso.

Las reglas que no están rotas, sacapuntas que aún afilan lápices, lapiceras que aún tienen tinta y gomas que aún borran se pueden volver a usar perfectamente.

Seleccioná los lápices que estén en buen estado para sacarle punta y reutilizarlos. Lo mismo con las crayolas, fibras y marcadores. Si aún tienen tinta, ¡sirven!

En cuanto a la mochila, si solo necesita un poco de costura, llevala a un taller de reparación de zapatos para reforzarla o bien divertite junto a tus hijos colocándole parches llamativos en las partes zurcidas.

Y si quedaron cuadernos o libretas con hojas sin usar del año anterior, recolectá las hojas limpias, abrí dos agujeros con una perforadora y unilas con una cinta, hilo o ganchos. Creá nuevas libretas para notas de clase o para la casa: siempre es bueno tener algo a mano en lo que hacer la lista de las compras o escribir recordatorios.

Desde SEMM los invitamos a dar el ejemplo en sus casas y fomentar en los niños la importancia de reutilizar y reciclar, cuidando el medio ambiente.

 



 

Compartir en: whatsapp