emergenciaEmergencia

nueva appapple store google play

¡Cuidá tu piel en verano!

En SEMM queremos que disfrutes el verano de manera saludable, que cuides tu piel y la de quienes más querés. 

 

Ya es sabido que la exposición a la radiación ultravioleta (UVA y UVB) puede generar quemaduras en nuestra piel e incluso el peligroso cáncer de piel. Por eso es tan importante que evites la exposición directa al sol entre las 10 y las 17 hs. horario donde la radiación ultravioleta es muy intensa.

Este año les dejamos consejos importantes a raíz de preguntas frecuentes sobre esta temática:

PROTECTORES SOLARES
- Utilizá protector solar a diario en todas las áreas que vayas a exponer al sol. No importa que no vayas a la playa, hacelo cuando salgas a trabajar o a realizar cualquier otra actividad.

- El protector debe ser de amplio espectro UVA y UVB con SPF mayor o igual a 30. El número SPF es el nivel de protección que el protector solar brinda contra los rayos UVB. Entre más elevado sea el SPF mayor es el nivel de protección, pero cuanto más alto es el número, menor es la diferencia.

- Aplicalo 30 minutos antes de exponerte al sol y repetí cada 2 horas o, si vas a la playa o a la piscina, al salir del agua. Ningún protector solar es a prueba de agua ni a prueba de transpiración.

EN NIÑOS
La exposición directa de los bebés al sol no está recomendada. Sobre todo en menores de 6 meses, que no pueden usar protector solar. Para mayores de esa edad, hay que evitar la exposición directa al sol entre las 10 de la mañana y las 5 de la tarde, ya que en ese horario los rayos son más fuertes. Además, se aconseja el uso de protector solar para radiaciones UVB y UVA factor mayor a 30, ropa de colores oscuros (no blanco), de trama compacta, cerrada.
Los niños deben usar gorros de ala ancha que protejan bien la cara.

De usar lentes deben contener filtro, de lo contrario es mejor no usarlos. Lo más importante a la hora de colocar protector solar en niños es:
1) Aplicarlo bien, cubriendo toda la superficie: nariz, orejas, cuello, etc.
2) Aplicarlo en cualquier exposición que el niño tenga al sol, no solo cuando vaya a la playa
3) Renovarlo después de cada chapuzón y/o cada dos horas ¿Y la ropa UV? Si bien el factor de protección de la ropa UV es más fiable ya que permanece inalterable (no cambia con el roce o al bañarse, como ocurre con las cremas) ropa y cremas deben ser estrategias complementarias, ya que no cubrimos con ropa todo el cuerpo.

ACCESORIOS
Como comentamos más arriba, la ropa es un buen aliado para protegerse del sol. También existe para adultos la ropa uv que aumenta la acción protectora, aunque también, el uso de ropa oscura con telas de malla cerrada, ayudan.

Los imprescindibles: sombrero para mantener la cabeza fresca y protegida y lentes con protección ultravioleta para cuidar los ojos. También se pueden utilizar otras medidas de protección como el uso de labial con SPF15.

HIDRATACIÓN
En verano es extremadamente importante mantenerse hidratado, sobre todo, para niños y bebés que son más propensos a deshidratarse, TOMÁ MUCHA AGUA.

No esperes a tener sed para consumir líquidos. En bebés, promové la libre demanda, ya sea de teta o de fórmula. Para niños más grandes, ofrecé agua y no jugos o refrescos.

Para mantener hidratada la piel, usá crema a base de agua y después de exponerte al sol, utilizá post solares o geles que contengan vitaminas A y E.

En el caso de quemaduras aplicar compresas frías y húmedas, así como lociones con calamina o aloe vera para disminuir el ardor.

Acordate: si notás que aparecen cambios en tu piel (color, textura, lunares, ampollas o manchas anormales) consultá con tu médico.

También aprovechamos para recordar la importancia de seguir cuidándonos entre todos. Por eso te dejamos estas recomendaciones del MSP para disfrutar de un verano seguro cuando vayas a la playa:

- Usá tapabocas en comercios de playa y paradores.
- Reunite solo con tu burbuja familiar o ampliada de amigos.
- Dejá para libre circulación los primeros 10 m. de costa.
- Mantené distancia mínima de 5m. con otros grupos.
- Evitá las aglomeraciones.
- Reducí la cantidad de personas con las que socializás.
- No compartas mate, vasos, botellas o cubiertos.
- Higiene frecuente de manos y de objetos de uso común.
- No permanezcas mucho tiempo en un mismo lugar.
- Respetá los protocolos en comercios de playa.

Por todo lo que los abuelos nos dan día a día; por sus interminables consejos y mimos, compartimos con ustedes unos consejos para evitar las caídas de nuestros abuelos en el hogar.

Compartir en: whatsapp