emergenciaEmergencia

nueva appapple store google play

¡Noviembre contra la diabetes!

 

En los últimos años se ha multiplicado el número de personas diabéticas en el mundo, aumentando su prevalencia incluso en niños y adolescentes. Si bien se observa principalmente en adultos, se ha convertido en una enfermedad que puede afectar a todas las edades.

 Esto se debe en gran parte al aumento en la obesidad en niños y adultos jóvenes, influenciado por la mala alimentación, la mayor propuesta de comida chatarra y bebidas con alta carga calórica, la disminución del tiempo dedicado al ejercicio físico y el incremento del tiempo asignado a labores sedentarias.

En el Uruguay, en el año 2013 se realizó la 2da Encuesta Nacional de Factores de Riesgo de Enfermedades No Transmisibles. Se estimó la prevalencia de diabetes en nuestro país en un  6% para la población de 15 a 64 años, siendo mayor en la población adulta (25 a 64 años) con relación a la población joven (15 a 24 años). No hay grandes diferencias entre hombres y mujeres.

La importancia de conocer esta enfermedad radica en que suele ser asintomática por mucho tiempo, y al momento de generar síntomas, puede tener varias consecuencias en la salud, a nivel de varios órganos (ojos, riñones, nervios, piel, corazón y vasos sanguíneos).

Gracias a los avances tecnológicos y nuevos estudios sobre la temática, las personas diabéticas pueden vivir mucho tiempo y con buena salud, si la enfermedad se les detecta con antelación y si siguen un tratamiento adecuado.

Por eso, este mes queremos informarte, contarte de qué se trata esta enfermedad, los tipos de diabetes que existen, qué tipo se puede prevenir y cómo cuidarte a vos y a quienes más querés.

¿Qué es la diabetes? La diabetes es una enfermedad crónica que aparece cuando el páncreas no produce insulina suficiente o cuando el organismo no utiliza eficazmente la insulina que produce. El efecto de la diabetes no controlada es la hiperglucemia (aumento del azúcar en la sangre).

Tipos de diabetes: La diabetes de tipo 1 se caracteriza por la ausencia de síntesis de insulina. La diabetes de tipo 2 tiene su origen en la incapacidad del cuerpo para utilizar eficazmente la insulina, lo que a menudo es consecuencia del exceso de peso o la inactividad física. Por lo tanto, puede ser consecuencia de malos hábitos, como el sedentarismo, la mala alimentación, el tabaquismo, el consumo de alcohol y la falta de controles médicos. De esta manera, para ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 en tu familia, debes optar por hábitos saludables: una alimentación balanceada y realizar ejercicio físico al menos durante 30 minutos diarios. Otro tipo de diabetes es la diabetes gestacional, la cual corresponde a una hiperglicemia que se detecta por primera vez durante el embarazo.

¿Cuándo se deben realizar controles?: los controles se realizan una vez al año si tienes: hipertensión arterial, colesterol, obesidad, antecedentes de diabetes gestacional y cada tres años en mayores de 45 años sin factores de riesgo.

Desde SEMM te animamos a dar un primer paso a través de la incorporación de pequeños hábitos en tu rutina cotidiana.

¿No se te ocurren ideas para mejorar tu dieta?

Empezá con pequeños pasos, como eligiendo snacks saludables en vez de opciones con grasas saturadas, exceso de azúcares y elementos con conservantes o procesados. Optá por preparar la comida al horno, a la plancha o al vapor evitando las frituras. Sumá a tu dieta frutas, idealmente 3 frutas diarias.

Por ejemplo:
- Galletitas de avena
- Ensalada de frutas
- Puñadito de frutos secos
- Yogurt con granola

 

Por todo lo que los abuelos nos dan día a día; por sus interminables consejos y mimos, compartimos con ustedes unos consejos para evitar las caídas de nuestros abuelos en el hogar.

Compartir en: whatsapp