Trabajar desde casa

Ante la emergencia nacional, la mayoría de las empresas han contribuido con la sociedad para lograr la disminución de la circulación del Virus Sars-Co2 causante de la enfermedad Covid-19, enviando a los trabajadores que les sea posible a realizar teletrabajo desde sus domicilios.

Desde SEMM Medicina Preventiva, como Servicio de Prevención y Salud en el Trabajo queremos realizar algunas sugerencias para que el teletrabajo se pueda realizar con el menor riesgo posible.

Sugerencias generales para su realización efectiva:

  1. Establecer explícitamente con la empresa el horario de trabajo y las vías de comunicación que tendrá la persona ya que puede haber interferencias con la vida cotidiana y con la familia, en este distanciamiento social necesario, que podrían generar dificultades para ambos.
  2. Mantener las rutinas de siempre: la higiene habitual, evitar trabajar en pijama, realizar comidas saludables, realizar rutinas de ejercicio y conservar tiempo de recreación (música, videos, películas, teleconferencias con familiares y amigos. etc.)
  3. Coordinar con los miembros de la familia y explicitar cómo se va a organizar la familia a partir de ese momento.
  4. Mantener las horas habituales de descanso, esto nos permitirá mantener un equilibrio emocional muy necesario en estos momentos.
  5. Evitar tener radio y televisión prendidas a la vez lo que contribuye a la sobrecarga mental innecesaria.
  6. Evite sobre informarse de fuentes no confiables sobre la epidemia.

Puesto de trabajo

Es importante que el trabajador logre organizar un lugar destinado a su tarea separada del resto de la casa, ya que esto es sustancial para la percepción del trabajo. Sería ideal contar con una superficie de al menos 60 cm de profundidad. Es importante que al finalizar el trabajo el área quede ordenada hasta el otro día.

La mesa de trabajo debe permitirnos apoyar el PC. La pantalla de la misma debería estar a la altura de tus ojos, eso sería el ideal para mantener tu cuerpo en posición adecuada. En caso de usar laptop, colócale debajo un soporte regulable. En su defecto, se pueden usar libros o similar para adecuar la altura. 

Hay que colocar la pantalla a una distancia de entre 50/75 cm. y es recomendable utilizar otro teclado y mousse independientes.

Postura del cuerpo:

  • Antebrazos: apóyalos sobre la mesa de trabajo y si no es posible siéntate en una silla con apoyabrazos y apóyalos allí.
  • Puños: tienen que estar relajados, alineados respecto al antebrazo, evitando desviaciones.
  • Espalda: apoyarla por completo en el respaldo de la silla la mayoría del tiempo.
  • Rodillas: deben formar un ángulo mayor a 90°.
  • Pies: mantenlos completamente apoyados sobre el piso, si no es posible coloca en los pies algún elemento de apoyo (banquito, libros, etc).

Manténgase derecho lo más que pueda. Realice pausas activas estirando los brazos sobre su cabeza, párese y siéntese varias veces para evitar sobrecarga de músculos y articulaciones. 

Haga flexiones de la cabeza apoyando el mentón en el tórax suavemente por lo menos 5 veces seguidas.

Mire hacia un costado y hacia el otro costado lentamente 5 veces seguidas, varias veces en el día.

Evite estar continuamente conectado al trabajo o a las redes, eso lo sobrecargará y no logrará aumentar la productividad y la mejor calidad en el trabajo.

Busquemos metas acotadas ya que el día a día en esta situación es la mejor opción, así evitamos cuadros de ansiedad y angustia.

No se aconseja trabajar en la cama o sillones.

La iluminación del puesto de trabajo es muy importante y dependerá si está en un ambiente con luz natural o con luz artificial:

- Ambiente con Luz natural: evitar encandilamientos del sol a la pantalla, usar en ese momento una cortina si podemos para disminuir el exceso de luz, colocar la pantalla perpendicular a la ventana.

- Ambiente con Luz artificial: si la luz no es suficiente complementar con una lámpara de mesa que puede haber en el domicilio. No trabajar con la luz apagada y que sólo se vea la pantalla del PC.

Utilizar los documentos y el material de trabajo, lo más cercanamente posible al teclado para evitar los movimientos de lateralización de cuello que pueden originar dolores musculares.

En el caso de que experimente sensaciones anímicas que antes no había tenido recomendamos consultar con el prestador de salud quien podrá asesorarlo por asistencia remota.

En estas condiciones de situaciones forzadas de teletrabajo, hay que vivir un proceso de adaptación tanto al trabajo remoto como a la situación de distanciamiento social que debemos cumplir para colaborar con la salud pública  y con la nuestra en particular por lo que recordemos siempre:

“La salud es el mayor grado de bienestar biológico, sicológico y social del ser humano “

En esta situación de emergencia sanitaria mundial, desde la Salud Ocupacional, seguimos apostando al cuidado del bien más preciado que tenemos todos los seres humanos.

 

Dra. Lilián Iglesias. Especialista en Salud Ocupacional

Dirección Técnica

 

Por todo lo que los abuelos nos dan día a día; por sus interminables consejos y mimos, compartimos con ustedes unos consejos para evitar las caídas de nuestros abuelos en el hogar.

Compartir en: whatsapp