Coronavirus y Lactancia

Finalmente llegó el coronavirus a Uruguay.

 

El tan nombrado COVID - 19 forma parte de la familia coronavirus que característicamente provoca infecciones de tipo respiratorio.

Lo primero que tenemos que saber es que al ser un virus ningún antibiótico va a ser útil para el tratamiento.

Mayormente causa un resfrío con tos, mucosidad nasal, dolor de garganta, fiebre y dificultad respiratoria leve. Otros síntomas menos frecuentes son los digestivos. Algunas veces la enfermedad es más grave.

La presentación puede variar según la edad. La inmensa mayoría de niños padecen una enfermedad leve o son asintomático, sin embargo, pueden transmitirla. Los adultos, sobre todo los mayores de 60 años pueden presentar mayores complicaciones y necesitar internación. Es muy contagioso y puede transmitirse desde antes que haya síntomas. Como sociedad podemos ayudar a disminuir el contagio; para lograrlo lo más importante es el aislamiento social.

Esto significa que hay que disminuir los contactos a lo mínimo imprescindible. No juntarse con grandes cantidades de gente; quedarse lo más posible en casa, e incluso si se puede trabajar desde el hogar sería lo ideal. Disminuir los besos, abrazos, dar la mano.

En cuanto a la transmisión es por el contacto directo con las gotas de la respiración que una persona infectada puede expulsar cuando tose o estornuda, o al tocar superficies contaminadas por el virus.

El COVID-19 puede sobrevivir en una superficie varias horas, pero puede eliminarse con desinfectantes sencillos como alcohol al 70 % o solución de hipoclorito de sodio.

 

¿Cuánto tiempo dura el virus en el ambiente?

Depende del material en que se encuentre:

  • aluminio: 2 - 8 hs
  • guantes quirúrgicos: 8 hs
  • acero: 48 hs
  • madera y vidrio: 4 días
  • papel: 4 -5 días
  • plástico: 5 días

 

Medidas recomendadas en la comunidad

  • Lavado de manos con agua y jabón. El alcohol en gel es una alternativa.
  • Estornudar o toser en el pliegue del codo
  • Evitar tocarse la cara (boca, nariz y ojos principalmente)
  • Evitar multitudes sobre todo en áreas cerradas, y contacto cercano con otros.
  • Limpiar y desinfectar objetos que se tocan frecuentemente (por ej. el celular).
  • Quedarse en casa lo más posible.
  • Si tuvo que abandonar su domicilio por trabajo o compras imprescindibles se recomienda, al volver, sacarse la ropa y zapatos antes de entrar y bañarse.
  • Si tiene mascota, no transmiten el virus, y para sacarla se recomienda que sea distancias cortas y el mínimo tiempo posible.
  • No se recomienda el uso de tapabocas ni de guantes si la persona no tiene síntomas respiratorios.

La enfermedad no tiene tratamiento específico ni hay vacunas.

El tratamiento en caso de enfermedad leve es reposo, medicamentos para la fiebre y la tos, hidratación, humidificación.

 

¿Qué pasa con la lactancia?

Se desconoce hasta el momento si el virus puede transmitirse durante el embarazo a través de la placenta o por la leche materna.

El efecto protector de la lactancia materna es particularmente fuerte contra las enfermedades infecciosas que se previenen mediante la transferencia directa de anticuerpos y otros factores antiinfecciosos.

Teniendo en cuenta los beneficios de la lactancia materna y el papel insignificante de la leche materna en la transmisión de otros virus respiratorios, la madre puede y de hecho se recomienda continuar amamantando.

La madre con infección por COVID - 19 debe usar una mascarilla médica cuando esté cerca de su bebé, incluso mientras amamanta y lavarse bien las manos.

Si la madre está muy enferma para amamantar, conviene que se extraiga leche para evitar problemas de congestión mamaria. Esta leche puede tomarla el lactante.

 

Vacunas y coronavirus

Es cierto, aún no hay una vacuna para prevenir la infección por coronavirus. Y si bien hay muchos científicos investigando, falta mucho tiempo para eso.

Sin embargo, hay muchas vacunas que sí tenemos y que sabemos que sí protegen de enfermedades y que en este momento es fundamental que les demos a nuestros hijos.

La recomendación al día de hoy es vacunar siguiendo el esquema de vacunación a todos los niños menores de 15 meses. Eso quiere decir que hay que darles las vacunas a los 2, 4, 6, 12 y 15 meses.

En casos que tengan pendiente la segunda dosis de alguna vacuna fuera del programa, por ejemplo, la del Rotavirus, se puede dar al mismo tiempo, no vayan especialmente a darles esa vacuna.

También se recomienda la vacunación de embarazadas. Pueden esperar las vacunas por fuera del programa (fiebre amarilla, bexsero, menactra). La vacuna antigripal en estos momentos puede ser muy beneficiosa, al igual que la vacuna antipertussis.

Para concurrir a vacunar a los niños, lo ideal es ir con otra persona, que una se fije que haya poca gente en el puesto de vacunación, y recién ahí bajar con el niño a vacunarlo.

Para el dolor y la fiebre se puede administrar paracetamol.

 

Dra. Laura Grunfeld

Dra. Rocío Pérez

 

 

 

 

Por todo lo que los abuelos nos dan día a día; por sus interminables consejos y mimos, compartimos con ustedes unos consejos para evitar las caídas de nuestros abuelos en el hogar.

Compartir en: whatsapp