emergenciaEmergencia

Todo lo que tenés que saber sobre el Coronavirus

Recientemente la OMS declaró al brote de coronavirus (COVID-19) en la ciudad de Wuhan, China, como una emergencia de salud pública internacional. 

Los coronavirus (nCOV) forman parte de una familia viral que causan cuadros respiratorios altos caracterizados en su mayoría por rinitis (resfrío), faringitis, fiebre con o sin altas dolores articulares, musculares, decaimiento. Mientras que el COVID – 19 se presenta fundamentalmente con elementos de infección respiratoria baja:  tos, fiebre de 38°C, dificultad respiratoria. Los cuadros graves se observan fundamentalmente, en aquellas personas más vulnerables con edad avanzada, portadoras de enfermedades debilitantes: diabetes, cardiopatías, insuficiencia renal, inmunodeprimidos entre otras. Estos pacientes, además de los síntomas referidos, pueden presentar insuficiencia respiratoria aguda severa, neumonías graves, descompensación aguda de enfermedades crónicas, adquiriendo la enfermedad un curso con pronóstico reservado dado el terreno en que se presenta.  

Frente a un cuadro respiratorio agudo febril es relevante la noción epidemiológica, por lo cual, debe considerarse para el diagnóstico si estuvo, en los 14 días previos al inicio de los síntomas, en zonas geográficas afectadas por el virus con trasmisión sostenida como: China, Italia, Brasil, estando presente en la actualidad en 60 países. Otros elementos epidemiológicos son si estuvo en contacto con pasajeros procedentes de zonas de riesgo, o que hubieran estado en contacto con importante cantidad de personas que hubieran viajado, y se pueda sospechar que puedan ser portadores (Ej: cruceros, aviones transoceánicos, aglomeraciones en aeropuertos, etc.).    

Considerando los casos registrados en nuestro país, debemos estar atentos y aumentar los cuidados de nuestra salud. Desde SEMM creemos que es una buena oportunidad para recordarte hábitos y prácticas para prevenir el contagio de enfermedades infecto-contagiosas con trasmisión aérea. Dentro de ellos se encuentran:

  • Lavado correcto de manos con jabón. La técnica correcta es mojarse con agua las manos, utilizar abundante jabón y frotarse las mismas por al menos 40 seg. Se debe realizar contemplando el dorso de las mismas, zona interdigital y debajo de las uñas. Enjuagarse con abundante agua y secárselas con una toalla limpia o papel. La correcta higiene de manos puede reducir hasta en un 50% los casos de infecciones respiratorias, incluyendo el COVID-19.
  • Utilización de alcohol gel al 70%. Mientras las manos se encuentren sin rastros de suciedad evidente se pueden refregar con alcohol en gel, respetando similar técnica que la anterior.
  • Evitar tocarnos ojos, nariz y boca sin habernos lavado las manos previamente. 
  • Al momento de toser o estornudar. Es recomendable cubrir la nariz y boca con el pliegue del codo, o con un pañuelo desechable descartándolo en una bolsa de residuos. Con este procedimiento se contienen las gotas de secreciones respiratorias.
  • Evitar el contacto con personas que están cursando infecciones respiratorias. Esto es particularmente importante en el caso de bebés y personas mayores, o portadores de enfermedades crónicas o con sistemas inmunes debilitados, quienes tienen mayor riesgo de cursar cuadros graves por este y por cualquier virus respiratorio.
  • Evitar contacto cara a cara. No saludar dando la mano, con un beso o un abrazo si la persona presenta cuadros respiratorios agudos.
  • No es preciso utilizar tapabocas en personas que no presentan síntomas respiratorios.

Desde SEMM los invitamos a inculcar entre los más pequeños la importancia de un buen lavado de manos y a incorporar en la familia hábitos de prevención de enfermedades.

Por todo lo que los abuelos nos dan día a día; por sus interminables consejos y mimos, compartimos con ustedes unos consejos para evitar las caídas de nuestros abuelos en el hogar.

Compartir en: whatsapp