emergenciaEmergencia

Hidratación y alimentación en verano

Una buena alimentación e hidratación es importante durante todo el año, pero con la presencia del sol y del calor del verano, debemos prestar mayor atención a los alimentos que consumimos y sobre todo, mantenernos hidratados.

Hidratación
La deshidratación se produce cuando las pérdidas de líquido son mayores al aporte del mismo.

La gastroenterocolitis, al aumentar las pérdidas (por vómitos y/o diarrea ), es la causa más frecuente de deshidratación. Contribuyen a ella el bajo aporte de líquidos, la fiebre y la sudoración excesiva.

En los niños pequeños y en las personas de mayor edad, la deshidratación es más frecuente y se instala más rápidamente.

Para evitarlo es recomendable tomar no menos de 2 litros de agua a lo largo del día. También pueden ser jugos o licuados naturales de frutas o verduras.

Es importante saber que la sed se presenta cuando ya existe cierto grado de deshidratación, por lo cual es recomendable anticiparse a la sensación de sed.

Alimentación
En verano los horarios tienden a desordenarse modificando los hábitos alimenticios de toda la familia, disminuyendo la ingesta de las comidas principales y aumentando el consumo de snacks a lo largo del día.

Es recomendable que en esta estación la alimentación aporte hidratación al organismo. Para esto es bueno aumentar el consumo de frutas, verduras, ensaladas y sopas frías.

Desde SEMM te invitamos a disfrutar de tus vacaciones cuidando la hidratación y hábitos alimenticios de toda tu familia.

Por todo lo que los abuelos nos dan día a día; por sus interminables consejos y mimos, compartimos con ustedes unos consejos para evitar las caídas de nuestros abuelos en el hogar.

Compartir en: whatsapp