emergenciaEmergencia

Vuelven las clases y nuestra ¡campaña de reciclaje!

Con el regreso a clases nos enfrentamos a la difícil tarea de tener que comprar libros, cuadernos y una infinita lista de útiles escolares que los niños traen consigo desde el primer día.

 

La vuelta a clases es la excusa perfecta para comenzar a fomentar desde casa, el hábito del reciclaje. Reciclar significa dar un nuevo uso a materiales que seguramente quedaron del ciclo escolar pasado, comprometiéndonos así con el medio ambiente y cuidando la economía de nuestro hogar.

Podemos comenzar por explicarles a los chicos que hacer la vianda en casa no solo es más saludable sino que también ayudamos al medio ambiente desde el momento en el que evitamos las bolsas y servilletas y las cambiamos por recipientes reutilizables como tuppers o botellas de aluminio. De esta manera nos volvemos más responsables de los desechos que generamos.

Seguramente han quedado algunos materiales del ciclo escolar pasado que aún pueden resistir un nuevo año. Aquí la importancia de chequearlos y ver, qué podemos hacer con ellos y cómo podemos darle un poco más de vida útil.

Útiles
Reglas que no están rotas, sacapuntas que aún afilan lápices, lapiceras que aún tienen tinta y gomas que aún borran: todos estos útiles pueden seguir siendo utilizados en el nuevo año escolar.

Mochila
Revisá las condiciones de la mochila. Si solo necesita un poco de costura, llevala a un taller de reparación de zapatos para reforzarla o bien divertite junto a tus hijos colocándole parches llamativos en las partes zurcidas.

Lápices
Basta con seleccionar los lápices que estén en buen estado para sacarle punta y reutilizarlos. Lo mismo con las crayolas, fibras y marcadores. Si aún tienen tinta, ¡aún sirven!

Libros
Aquí es cuestión de organizarte con otros padres de familia de la escuela para hacer intercambio de libros. Muchas veces estos permanecen en buen estado y son de utilidad para otro alumno. El beneficio será múltiple.

Cuadernos y libretas
Si quedaron cuadernos o libretas con hojas sin usar del año anterior, recolectá las hojas limpias y unilas con el mismo espiral, con ganchos, cascola o cinta. Creá nuevas libretas para notas de clase o para la casa: siempre es bueno tener algo a mano en lo que hacer la lista de las compras o escribir recordatorios. Las hojas que estén rayadas traelas a SEMM para que las reciclemos. Es importante que no estén arrugadas y que estén sueltas.

Uniforme
Chequeá detalladamente el estado del uniforme. Si el talle aún sirve, es solo cuestión de remendar los pequeños defectos. En cambio, si la talla ya no es la adecuada, podés regalarlo a niños de otros grados.

En caso que tengas que hacer compras de nuevos artículos, intentá elegir que no sean tóxicos o que las hojas sean de papel reciclado. Los artículos ecológicos son cada vez más comunes y fáciles de encontrar.

Tengamos siempre en cuenta que el deterioro del ambiente se debe en gran parte al consumismo y al reciclar estamos contribuyendo a disminuir gases, basura y procesos industriales.

Desde SEMM los invitamos a dar el ejemplo en sus casas y fomentar en los niños la importancia de reutilizar y reciclar, cuidando el medio ambiente y tomando conciencia del ahorro económico que esto también produce.

Te invitamos a formar parte de nuestra campaña de reciclaje. Acercate a cualquiera de nuestros policlínicos con hojas rayadas o utilizadas, allí encontrarás contenedores especiales para depositarlas, luego nosotros nos encargaremos del proceso de reciclaje. Es importante que estén sueltas y no estén arrugadas. ¡Te esperamos!

Compartir en: whatsapp